aloe emodin

La Cáscara Sagrada y el Cáncer

Aunque ha habido algún debate sobre si el uso de laxantes, particularmente el de los laxantes antranoides, está asociado con un mayor riesgo de cáncer colorrectal, pocos estudios en humanos han evaluado esta tema. La base de esta preocupación parece estar relacionada con estudios toxicológicos, que demostraron el potencial carcinogénico en algunos tipos de animales. Sin embargo, los compuestos que pueden extraerse de la cáscara sagrada demostraron actividad anticancerosa in vitro y en pruebas con animales.

Estudios en humanos sobre la cáscara sagrada

Los estudios en humanos sobre los efectos de la cáscara sagrada se limitan a estudios observacionales prospectivos o de control de casos de laxantes no fibrosos o antranoides y del riesgo con patologías en el colon.

Dos estudios 1 no encontraron asociación entre el uso de laxantes antranoides y el desarrollo de focos de cripta aberrantes, adenomas colorrectales o cáncer colorrectal (CRC). Sin embargo, un estudio que evaluó los laxantes con y sin contenido de fibra, encontró que los laxantes sin fibra aumentaron el riesgo de CRC de manera dependiente de la dosis (< 5 usos por año: cociente de riesgos 1,49; CI de 95%, 1,04 a 2,14; ≥ 5 usos por año: cociente de riesgos 1,43; CI 95%, 0,82 a 2,28; tendencia = 0,05). Este estudio no describió los laxantes incluidos en la clasificación de no fibra.

Posibles efectos contra el Cáncer

La cáscara sagrada (Rhamnus purshiana) se encuentra entre la lista de hierbas que han sido investigadas por sus aplicaciones potenciales en el tratamiento y manejo del cáncer. Su componente activo ‘emodina’ es el que está llamando la atención. Los experimentos in vitro 2 han demostrado que la emodina puede inhibir cierta variedad de tipos de cáncer, aunque el mecanismo preciso sigue siendo incierto.

Sin embargo, la emodina ha mostrado tanto la muerte de células cancerosas como su potencial antitumoral 3 sólo bajo condiciones de laboratorio. Los expertos han sugerido que la emodina podría tener un papel a desempeñar como terapia complementaria a los tratamientos tradicionales contra el cáncer.

El Aloe-Emodina y la Emodina

La emodina y el aloe-emodina son derivados de la aglicona que se encuentran en la cáscara sagrada así como en otras plantas, y que han demostrado tener propiedades anticancerígenas en numerosos estudios in vitro y en animales.

Aloe Emodina

aloe emodin
Molécula de Aloe Emodina

Una revisión sistemática identificó 38 estudios in vitro, que demostraron que el aloe-emodina inhibe la proliferación, migración e invasión de las células cancerosas e induce la detención del ciclo celular y la apoptosis. Los mecanismos para estas propiedades incluyen la inhibición de mTORC2 y Akt en las células de cáncer prostático, la inhibición de la expresión de HER2 en las células de cáncer de mama HER2-positivas y los efectos inmunomoduladores en las células de cáncer de melanoma. El aloe-emodina también mejoró el efecto del dabrafenib en las células de cáncer de melanoma BRAF-mutant.

En animales, el aloe-emodina dietética previno el desarrollo de tumores de cáncer colorrectal (CRC) en un modelo de ratón con deficiencia de Apc y también redujo el número de tumores de CRC en un modelo de carcinogénesis de colon relacionado con colitis. Los ratones con células ortotópicas de cáncer de mama portadoras de HER2-positivas 4 demostraron una disminución en el tamaño y el peso del tumor con el aloe-emodina en una manera que dependía de la dosis. El tejido tumoral de estos ratones mostraba una disminución de la sobreexpresión de HER2 con el tratamiento de aloe-emodina.

La Emodina

Molécula de Cascarosidos Emodina en 3D
Molécula de Emodina en 3D

De manera similar, se ha demostrado que la emodina inhibe la proliferación, migración e invasión de las células cancerosas, reduce la viabilidad celular e induce la detención del ciclo celular y la apoptosis. Algunos de los mecanismos que se han identificado incluyen la promoción de la producción de especies reactivas de oxígeno y la disminución de la expresión de CXCR4 y VEGFR2 y la activación de STAT3.

Muchos de los hallazgos in vitro han sido confirmados en modelos animales. La emodina inhibió el crecimiento de tumores de cáncer de mama ortotópicos y atenuó la metástasis y la angiogénesis. La emodina también inhibió el crecimiento tumoral en varios estudios de carcinoma hepatocelular, cáncer oral y de pulmón. Algunos estudios mostraron que la emodina redujo la angiogénesis o suprimió la metástasis.

Sin embargo, los resultados han sido mixtos en los modelos de cáncer colorrectal. Aunque un estudio mostró que la emodina suprimió el crecimiento tumoral en un modelo de xenoinjerto, otro estudio no encontró ninguna diferencia significativa en el crecimiento tumoral. Un estudio 5 que trató ratas con cáscara sagrada durante 13 semanas no encontró ningún foco de cripta colónica aberrante

Conclusiones

Es poco probable que la cáscara sagrada cause adenomas o carcinomas colorrectales. Los componentes de la cáscara, aloe-emodina y emodina, tienen propiedades anticancerígenas in vitro y en modelos animales, y por lo tanto pueden justificar estudios adicionales en humanos que puedan brindarnos mejores conclusiones acerca de los beneficios para la salud de la corteza de esta planta.

Referencias:

  1. https://gut.bmj.com/content/46/5/651.long
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17935676
  3. https://www.spandidos-publications.com/ijo/46/4/1619
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3539433/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11693267